Hersiliola simoni

(O. Pickard-Cambridge, 1872)

Macho: Prosoma tan ancho como largo, de color claro con el borde marcado por una línea oscura con cuatro expansiones triangulares localizadas a la altura de la extensión de las patas, región ocular elevada con los ojos en dos líneas fuertemente recurvadas, normalmente oscurecida y con un par de manchas oscuras a cada lado así como una estría torácica casi en su extremo posterior, quelíceros pequeños. El opistosoma es un poco más largo que ancho y estrechado en su parte anterior, de color claro con una marca cardiaca y los laterales de color oscuro, cubierto de pelos plumosos de coloración clara y algunas espinas esparcidas, con seis hileras de las cuales tiene cuatro anteriores y dos posteriores de menor tamaño. Las patas son de tamaño moderado y coloración oscura con anillos claros. Pedipalpo: el bulbo presenta un largo émbolo que nace en su parte posterior y da una vuelta completa sobre la tégula, la apófisis tegular está muy próxima al nacimiento del émbolo; tarso con tres espinas apicales. Longitud corporal: 4,1 - 4,7 mm.
Hembra: habitus igual que el macho. Epigino con su placa mediana rectangular, las fosetas laterales también rectangulares y septo mediano muy estrecho, anteriormente a las fosetas se transparentan las espermatecas que son notablemente grandes y ovaladas, los canales de inseminación realizan tres giros sobre ellas. Longitud corporal: 4,9 - 5,9 mm.
Hábitat: en zonas abiertas cubiertas de matorral, viven debajo de piedras donde se suelen ver sus características ootecas ancladas a la piedra por hilos de seda y cubiertas de pequeñas piedrecillas.
Otros datos: distribución mediterránea.

Fenología: (adultos)

EneFebMarAbrMayJunJulAgoSepOctNovDic

Texto: María Pilar Torralba Millán

  Presente *
  Sin datos

* Solo se muestran los registros publicados en la bibliografía científica.