Crustulina scabripes

Simon, 1881

Macho: prosoma marrón rojizo con finas franjas oscuras que se irradian desde la fóvea, que es central y profunda, está cubierto de rugosidades negras igual que el esternón. El opistosoma es negro o marrón violáceo con un patrón dorsal de tres series de marcas blancas, la central está formada por cuatro manchas de las que la primera es grande y alargada , las dos siguientes pequeñas circulares o triangulares y la cuarta alargada linealmente; las series laterales están formadas por tres puntos alargados y oblicuos. Patas amarillas o anaranjadas con la parte superior de los fémures ligeramente oscurecida, fuertes, no muy largas y cubiertas de numerosos gránulos puntiagudos. Pedipalpo largo y robusto de color marrón, fémur muy alargado con forma claviforme a partir de la mitad, rótula convexa, gibosa al final, con la apófisis interna del tarso delgada, un poco curvada y ligeramente bífida en su extremo. Longitud corporal: 2,7 - 3 mm.
Hembra: similar al macho pero con el opistosoma más globoso. Epigino con un gran hoyuelo transversal semicircular poco profundo, precedido por un borde oblicuo delgado y arqueado. Longitud corporal: 2,8 - 3,5 mm.
Hábitat: en zonas secas, matorrales, riberas salinas, hojarasca y debajo de piedras.
Otros datos: distribución mediterránea.

Fenología: (adultos)

EneFebMarAbrMayJunJulAgoSepOctNovDic

Texto: María Pilar Torralba Millán

  Presente *
  Sin datos

* Solo se muestran los registros publicados en la bibliografía científica.