Ostearius melanopygius

(O. Pickard-Cambridge, 1880)

Macho: prosoma marrón con borde negro y franjas radiales, con la zona cefálica oscurecida, esternón marrón amarillento con margen más oscuro y quelíceros fuertes del mismo tono que el prosoma, con una pequeña proyección cónica en la parte frontal de cada quelícero parecida a un diente. El opistosoma es muy llamativo de un color que varía entre naranja, rojo o amarillo, con un anillo negro y ancho alrededor de las hileras. Hay algún ejemplar melánico pero no son comunes. Patas de color marrón amarillento, relativamente largas y delgadas, brillantes, provistas de pelos y algunas espinas finas. Pedipalpo: moderadamente largo, delgado y de color similar a las patas; articulación radial de aproximadamente la misma longitud que la cubital pero más fuerte y más ancha en su extremidad anterior, donde parece haber una apófisis puntiaguda con una forma algo bífida en el lado exterior. Longitud corporal: 2,3 - 2,5 mm.
Hembra: aspecto similar al macho. Vulva ligeramente prominente, con una fosa ancha y ovalada impresionada posteriormente. Longitud corporal: 1,9 - 2,4 mm.
Hábitat: hacen telas en forma de sábana en la superficie del suelo en multitud de hábitats, dunas de arena, jardines, montones de basura y ocasionalmente en casas.
Otros datos: originaria de América del Sur.

Fenología: (adultos)

EneFebMarAbrMayJunJulAgoSepOctNovDic

Texto: María Pilar Torralba Millán

  Presente *
  Sin datos

* Solo se muestran los registros publicados en la bibliografía científica.